Las sociedades offshore

Las sociedades offshore ¿Qué son?

El caso de los Papeles de Panamá ha traído un gran revuelo en la sociedad española, con numerosos personajes públicos involucrados en esta cuestión.

Las sociedades offshore, son el núcleo sobre el que giran todos estos documentos y argumentaciones. Pero exactamente, ¿qué significan ?

Las sociedades ‘offshore’, consisten en sociedades mercantiles domiciliadas normalmente en un paraíso fiscal por un no residente, se encuentran exentas de impuestos y tienen las siguientes características comunes:

– Estas sociedades, se encuentran inscritas en un registro a través de abogados y agentes especializados acreditados. Estos agentes van a encargarse de la constitución, redacción los estatutos y registro.

– Otro punto a destacar es que no operan económicamente en el país en el que se domicilian, al igual que los directores no deben tener su domicilio en el país de la sede social, no pueden utilizar mano de obra local y no pueden utilizar la economía del país de acogida en materia de inversión, transferencias bancarias…

– Otro de los puntos más destacables de estas sociedades es que el titular de la sociedad (a pesar de tener plenos poderes) permanece oculto bajo el nombre del testaferro. Igualmente los datos de los directores y accionistas de la sociedad, se encuentran ocultos para el Registro Mercantil.

– De manera similar, no está disponible la información y transparencia acerca de la actividad y operaciones económicas de estas sociedades.

Estas características, no convierten a estas sociedades en ilegales, al igual que no lo es tener dinero en paraísos fiscales. Lo realmente ilegal es si su creación se produce para ocultar patrimonio, o el propio capital invertido tiene una procedencia ilegal.

Es por esto, que si bien estas sociedades ‘offshore’ no tributan en el país domiciliado, sus bienes sí deberían haber tributado los correspondientes impuestos en el país en el que se originaron.

Estas sociedades pueden realizar múltiples operaciones económicas que pueden permanecer ocultas a la Administración, favoreciendo la elusión de divisas, impago de impuestos y blanqueo de capitales.

Por tanto, podemos afirmar que las sociedades ‘offshore’ son lícitas, lo que es ilícito es utilizarlas como medio para cometer un delito fiscal o contra la Hacienda Pública.

Las sociedades offshore

Las sociedades offshore

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.